Tampoco hay que ser apocalíptico. Seguirá habiendo coches y posventa

¿Quién mantendrá los vehículos?¿Cómo lo hará? Porque coches seguirá habiendo. Serán distintos; incorporarán tecnologías que hoy nos resultan lejanas; cambiará la tipología de su propiedad y tendremos que entendernos con gestores muy profesionalizados; los coches serán más fiables y requerirán menos mantenimiento, pero seguirán necesitando una posventa eficaz y profesional.

Seguirá habiendo coches y posventa

Ramón Marcos, presidente de CONEPA, escribió hace unas semanas una carta a sus asociados en la que decía: “Nadie tiene una bola de cristal para adivinar el futuro, pero el trabajo bien hecho, la estrategia en la toma de decisiones, la formación continua y la información constante sobre lo que sucede alrededor son buenas herramientas para acometer los cambios en una sociedad que evoluciona a gran velocidad”

Es momento de demostrar capacidad de adaptación, mente clara y liderazgo. Los cambios tecnológicos que se están incorporando y los que lo harán en un futuro próximo hoy no son más que excepciones en el parque actual de vehículos. Todavía restan unos años para que esos cambios sean “el pan nuestro de cada día”. Hay tiempo para adaptarse.

En su carta, Ramón Marcos añadía: “hay sitio para los pequeños en la sociedad actual. Mejor dicho, si no hay sitio para los pequeños, no hay sitio para nadie. En economías globalizadas como las de nuestro entorno, las pymes siguen siendo las principales generadoras de riqueza y empleo. En un momento en el que el emprendimiento está de moda, los talleres son un buen ejemplo de sector emprendedor. Eso no quiere decir trabajar en solitario, sino apoyarse en la fortaleza de la unión, otro ejemplo más que nuestro colectivo ha entendido (y no hay más que pasar revista a la cantidad de redes, franquicias y abanderamientos puestos en marcha en los últimos 20 años)”.

La formación, la inversión en equipamiento, el conocimiento del cliente y cómo evoluciona en sus expectativas, la información, el análisis, el apoyo de las asociaciones, la fuerza del grupo, la adscripción a redes de talleres, la búsqueda de proveedores externos que asuman las tareas en las que los talleres no sean eficientes o necesiten ayuda, el marketing, en definitiva, la definición de un plan estratégico resultan imprescindibles para encarar el futuro.

2 opiniones en “Tampoco hay que ser apocalíptico. Seguirá habiendo coches y posventa”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *