Un nuevo escenario

McKinsey ha publicado un estudio, auspiciado por CLEPA, en el que se prevé que el mercado de la posventa del automóvil crecerá globalmente un 3% anual hasta el año 2030. El estudio analiza las tendencias económicas y tecnológicas con potencial para afectar a la posventa en los próximos cinco a diez años.

El estudio McKinsey muestra cómo la posventa del automóvil se enfrenta a un periodo de grandes cambios en la industria del automóvil, caracterizados por la aparición de nuevos jugadores que ofrecen modelos de negocio digital.

La evolución de las expectativas de los clientes, la aceleración de la innovación tecnológica y los cambios en la relación de fuerzas entre competidores. Todo ello cambiará la forma en que los consumidores, los fabricantes de componentes y la posventa conciben los automóviles y la conducción. Pero, además, cambiará el modelo de negocio y la creación de valor.

Según Frank Schlehuber, director de Posventa en CLEPA, “mientras que la conducción autónoma y la electrificación reciben casi diariamente la atención de la prensa, el elemento más determinante para la transformación del mercado de la posventa será la conectividad y los modelos de negocio basados en datos. Ya está sucediendo y se desarrolla rápidamente”.

Un nuevo escenario

El 80% de los proveedores de automoción y representantes de la industria declararon en la encuesta de McKinsey que no están bien preparados para estos cambios. Por su parte, el 42% espera que la rentabilidad de su negocio de servicios y mantenimiento se deteriore en los próximos diez años, mientras que sólo el 29% espera que el margen mejore debido principalmente a las nuevas oportunidades de negocio de la digitalización de canales y servicios impulsados por los datos. Parece que el mercado tiene claro que se acercan tiempos en los que las cosas no van a ser fáciles.

El estudio de McKinsey identifica seis tendencias a las que el mercado se debe enfrentar:

– La concentración de fabricantes de automóviles y de componentes, distribuidores y mayoristas.

– La toma de posiciones de parte de los fabricantes de vehículos en el mercado de la posventa independiente para fidelizar a los conductores a sus propias redes de servicio.

– La venta online de piezas de automóviles y servicios de reparación.

– El acceso y explotación de los datos en los vehículos conectados.

– La aparición de nuevos competidores con experiencia en el consumidor (proveedores de gestión de flotas, compañías de seguros, clubes de conductores,…).

– La transparencia en los precios de piezas y servicios que ha llegado de la mano de Internet.

Ese es el escenario que enmarca la posventa del automóvil, un escenario en el que la información, saber qué y porqué pasa se convierte en clave. Un escenario en el que las capacidades de adaptarse, comprender y liderar los cambios van a ser valores imprescindibles para llegar al medio plazo.

Luego llegarán más cambios de la mano de las innovaciones tecnológicos y la irrupción de la movilidad como concepto transformador de nuestra industria. En ese momento, nuevamentedeberemos demostrar capacidad de adaptación, mente clara y liderazgo

 

6 opiniones en “Un nuevo escenario”

  1. Si toda la Automoción está inmersa en un gran proceso de cambio disruptivo, sin duda la “capacidad de adaptación, mente clara y liderazgo” serán ingredientes indispensables para conseguir un modelo más justo en lo económico y más sostenible medioambientalmente. Buen artículo, Miguel Ángel.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *