Una amenaza al futuro y al presente de la posventa

Desde que llegué al mundo de la posventa del automóvil -hace ya 25 años-, oigo hablar de la formación como de una constante básica para asegurar no sólo el futuro del sector sino su propio presente.
En estos últimos años, he oído hablar mucho y con orgullo de la formación con que llegan las nuevas generaciones de profesionales. En los últimos meses, he podido ver muy de cerca cómo Amarauto, la patronal de los recambistas madrileños, desarrollaba iniciativas de colaboración en la formación dual y esta misma semana he asistido al acto de clausura del Campus “Elige calidad, elige confianza” un proyecto en el que buena parte de los más importantes fabricantes de componentes han colaborado con la patronal de los talleres madrileños, Asetra, y con la Fundación Conforp en un excelente proyecto de formación.
Y, ¿porqué no contarlo? Desde el equipo de Talleres en Comunicación y Posventa.info hemos puesto nuestro granito de arena impulsando, de la mano de Carsmarobe, el “I Máster en Gerencia y Dirección de Equipos” para la Generación Selfie, los legítimos herederos y continuadores de los recambistas que, en todos estos años, han impulsado con fuerza tantas iniciativas de formación.Una_amenaza_al_futuro_y_al_presente_de_la_posventa
¿Todo está bien…?¿Podemos felicitarnos…? Lamentablemente, la respuesta es no. Las necesidades de formación para afrontar presente y futuro cada vez son mayores y las Administraciones Públicas no están cumpliendo con su parte.
El mismo día que aplaudíamos a los jóvenes que habían terminado su curso en el Campus “Elige calidad, elige confianza” leíamos en la prensa diaria que de 2014 a 2016 “ha caído un 28% el presupuesto para centros específicos de formación profesional en la Comunidad de Madrid” y semejante dato se veía acompañado del anuncio de cierre del Centro de Formación Profesional Carlos María Rodríguez de Valcarcel de Moratalaz por “riesgo de derrumbe”.
El departamento de Automoción del IES Valcárcel ha denunciado en un comunicado que la Comunidad va a cerrar su familia profesional, que “en la actualidad cuenta con más de 200 alumnos y tiene unas cifras de matrícula, satisfacción e inserción laboral envidiables”, por encima del 85%.
Un síntoma muy preocupante que nos obliga, aunque sólo fuera por higiene, a que todos -marcas, fabricantes de componentes, distribuidores, talleres, asociaciones profesionales, medios de comunicación…- levantemos la voz en defensa de la formación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *